Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Semblanzas’ Category

Dioniso

El dios que ciñe su pelo con hiedra, Dioniso, asimilado al romano Líber, era el dios de la vid, el vino, el desenfreno y la orgía.  También es el dios patrón de la agricultura y el teatro. Se le describe como un dios femenino-masculino y siempre va acompañado por ménades, seres femeninos divinos.

Es hijo de Zeus y Sémele, aunque su nacimiento es algo extraño. Hera no aceptaba que Zeus fuese a tener un hijo con otra mujer, por eso creo la duda en la mente de la mortal acerca de sí realmente era Zeus el padre de su bebé. Sémele pidió a Zeus que se mostrara en toda su gloria para demostrar su divinidad, pero éste perdió el control y Sémele murió quemada. El feto sobrevivió, así que Zeus lo incrustó en su muslo y meses después nació un Dioniso ya crecido.

Era un dios muy atractivo, por esa razón un día que se había hecho pasar por mortal, unos marineros le confundieron con un príncipe y le subieron a su barco con la intención de venderlo o esclavizarlo. Quisieron atarlo con cuerdas, pero no fue posible. Dioniso se enfadó, se convirtió en león y mató a todos aquellos que le tocaron. Los que lograron escapar tirándose al mar fueron convertidos en delfines como gesto compasivo.

Los cultos de Dioniso son los más misteriosos y solían ocultarse. Las Bacanales que entraron en Roma en torno al 200 a. C por influencia griega sólo las celebraban mujeres. Poco a poco los hombres también comenzaron a realizarlas y se convocaban cinco veces al mes. Se creía que allí era donde se maquinaban crímenes y conspiraciones políticas por eso las prohibieron.

Se le representa con un carro tirado por panteras y adornado de hiedra. 

Anuncios

Read Full Post »

Ares

Hijo de Zeus y Hera. Dios de la guerra, disfruta con las matanzas y todo lo relacionado con el derramamiento de sangre. Por este motivo, es odiado por todos los demás dioses excepto por su amante Afrodita y Hades, quien recibe gustoso las almas de los guerreros mortales que éste le envía. Su equivalente romano, Marte, también era considerado dios de la guerra además de la agricultura, pero éste gozaba de más estima.

Aunque era un dios sanguinario, fue vencido en varias ocasiones tanto por dioses como por mortales que mermaron bastante su reputación y le dejaron en penosas condiciones físicas. Se sabe que en la guerra de Troya, por ejemplo, Atenea lo tiró al suelo de una pedrada y lo hirió con una lanza cuando ésta trataba de proteger al héroe griego Diomedes.

Su principal amor fue Afrodita con la que tuvo tres hijos: Deimos (Terror), Fobos (Miedo) y Harmonía. Pero tuvo muchas más amantes, la mayor parte de ellas salieron mal paradas cuando Afrodita, enojada, las castigaba.

Los guerreros de Tracia, identificados con su fuerza y carácter, llegaron a afirmar que el dios nació y vivió por sus tierras, por eso los principales cultos y ritos dedicados a él se celebraban allí. Adorado por las espadas de los guerreros éstos no sólo sacrificaban animales, sino también hombres.

Se conservan pocas piezas artísticas que le representen, pero las que han llegado hasta nuestros día muestran a un dios armado, y montado en un carro tirado por cuatro sementales que respiraban fuego. Sus principales atributos son las lechuzas y los buitres, además del casco y la lanza.

Read Full Post »

Venus. Diosa del amor, de la lujuría, la reproducción y de la belleza femenina.

Según Hesiódo nació de la espuma del mar que generaron los genitales de Urano, los cuales fueron cortados por Cronos. Esta versión es la más generalizada y a la que se suele aludir en las obras pictoricas, principalmente. La otra versión la encontramos en la Ilíada de Homero, en la que cuenta que es hija de Zeus y Dione. En cualquiera de los casos siempre va acompañada por Eros (Cupido) y las tres Gracias (Aglaya, Eufrosine y Talía).

Estaba casada con Hefesto aunque le era siempre infiel y prodigó sus amores con dioses y mortales con los que tuvo un gran número de hijos. Aun habiendo tenido romances con tantos hombres, sus amores verdaderos siempre fueron el mortal Adonis y el dios Ares. La prematura muerte de Adonis provocada por el ataque de un jabalí hizo que su romance acabara de manera muy trágica. Con Ares, en cambio, protagonizó un sonado adulterio. Dicen que Hefesto fue informado de esta infidelidad por Helios y se las arregló para pillar in fraganti a la pareja. Colocó sobre la cama unas redes que se activaban al mínimo contacto. Cuando los amantes hicieron uso de ella, la red les atrapó y Hefesto llamó a todos los dioses para que contemplaran la escena.

En otro mito famoso, el Juicio de Paris, las tres diosas participantes (Hera, Atenea y Afrodita) le habían prometido algo a Paris si salían elegidas. Al muchacho le gustó más la promesa de Afrodita y la proclamó vencedora y, por supuesto, ésta la cumplió: le consiguió a Paris el amor de la mujer mortal más hermosa, Helena.

Sus principales fiestas eran las Afrodisias, en las cuales las sacerdotisas de sus templos realizaban rituales sexuales en su honor. Se la asocia con todo lo relacionado como el mar y como atributos los delfines, las palomas, los cisnes, los árboles de granada, manzana, mirto, rosas y lima son los más importantes.

Read Full Post »

Hades

Hades, también conocido como el invisible, era hijo de Cronos y Rea al que tocó, tras el reparto del universo, el mundo subterráneo y el reino de los muertos. Los romanos decidieron denominarle Plutón, palabra que significa riqueza, aludiendo a las riquezas que el subsuelo del que era dueño le proporcionaban. Los cristianos por su parte adoptaron el nombre de Hades para referirse a todo aquello relacionado con el lugar al que van las almas desgraciadas.

Aunque se le consideraba un dios malvado y aterrador, la verdad es que era un dios pasivo cuya responsabilidad era mantener un equilibrio entre vivos y muertos. Para ello prohibía a sus súbditos abandonar el inframundo y se encargaba de que nadie vivo bajara. A los únicos que se lo permitió fueron: Hércules, Odiseo (Ulises), Eneas, Psique, Teseo y Orfeo.

El mito más importante en el que se vio involucrado es el de Perséfone. Perséfone era hija de Zeus y Deméter y Hades la quería. Por eso la raptó y se la llevó con él. Deméter estaba desesperada y provocó grandes hambrunas en la Tierra para que Zeus interviniese. Pero Hades, que no se iba a dar por vencido, engañó a Perséfone haciendo que ésta comiese unas semillas de granada y así la muchacha quedaba unida al inframundo para siempre. Perséfone aceptó resignada su destino, pero cuando supo de la tristeza de su madre pidió a Hades que la dejara visitarla por un tiempo y que después regresaría con él. Finalmente se decidió que la muchacha pasaría seis meses del año con su madre y el resto con Hades. Así se explica que cuando Perséfone está con Deméter los campos están fértiles y cuando está en el inframundo están secos, una explicación mitológica para el cambio de estaciones.

No se le dedicaron muchos cultos puesto que para muchos sólo nombrar su nombre ya era espantoso. Muy pocos le dedicaban una plegaría, e incluso eran muy pocos los que se atrevían a inmortalizarle en obras artísticas. Cuando lo hacía, lo representaban con un casco que lo hacía invisible y acompañado por Cerbero, un perro de varias cabezas. Además de esto también se le añadían la Llave del Hades, un ciprés y un narciso, sus principales atributos.

Read Full Post »

Hera

Equivalente en la mitología romana a Juno. Hermana y esposa de Zeus, por lo tanto reina indiscutible del Olimpo. Con Zeus tuvo tres hijos: Ares, Hebe e Ilitía (aunque también se le atribuye como hijo Hefesto)

Era la diosa del matrimonio y presidía los partos. Simbolizada con animales como la vaca, el pavo real y el león, es una diosa conocida por sus ataques de celos y sus múltiples venganzas, sobre todo con las amantes de su esposo Zeus. Se la suele representar de manera solemne y majestuosa, además de con una granada en la mano, símbolo de fertilidad.

Fue criada por Océano y Tetis y posteriormente se casó con Zeus, aunque su matrimonio no fue siempre un cuento de hadas. Se cuenta que en más de una ocasión decidió abandonarlo pero el dios, convincente, siempre lograba que ésta cambiara de opinión y siguiese a su lado.

Uno de los mitos más conocidos de Hera es el famoso Juicio de Paris. Un día Atenea, Afrodita y la propia Hera discutían acerca de cuál de las tres era la más hermosa. Como no se ponían de acuerdo, tomaron al joven Paris como jurado para que diese su opinión. Éste eligió a Afrodita y Hera, que no aguantó no ser la elegida, se posicionó a favor de los griegos en la guerra de Troya para poder vengarse del muchacho.

También se conoce el odio de la diosa por Hércules, hijo de Zeus y Alcmena. Cuando Alcmena estaba embaraza la ató de piernas para que no pudiese dar a luz aunque el niño logró nacer gracias a la criada de la familia. Al año siguiente envió dos serpientes para que lo atacaran en la cuna, pero los reptiles no pudieron con la fuerza del bebé. Una vez fue mayor le encomendó los doce trabajos y no sólo eso, si estos de por sí ya eran difíciles, la diosa se encargó personalmente de que fuesen más duros.

En la antigüedad era una diosa muy venerada y contaba con numerosos templos como el que se encontraba entre las cuidades-estado de Micenas y Argos, donde se celebraban las fiestas Hereas; o en la isla de Samos donde está el santuario más grande que se le ha dedicado.

Read Full Post »

Apolo

apoloApolo, Febo para los romanos, es hijo de Zeus y Leto y hermano gemelo de Ártemis. Nació en un isla flotante y esteril llamada Ortigia, el único lugar en el que pudo dar a luz su madre ya que la rencorosa y celosa  Hera prohibió a la Tierra en su totalidad que le diese cobijo. Agradecido, Apolo fijó la isla en el centro de la Tierra y la llamó Delos (la brillante).

Este dios es el dios de la luz, del sol y la belleza masculina. Además era el dios de la música y la literatura, pero esto quedó a cargo de las nueve Musas. Le pertenecen los oráculos y las profecías, de hecho en su santuario de Delfos estaba el oráculo más famoso de toda la Hélade. Certero con su arco de plata provoca epidemias en los hombres, pero también otorga buena salud y protege a los rebaños.

Se dice que este dios era alto y apuesto, de hermosos cabellos rizados. Son muchos los amoríos que tenía con ninfas y mortales, pero nunca consiguió la atención de su verdadero amor, la ninfa Dafne. Dafne no hacía caso a las súplicas del dios y huía de él cuando estaba cerca. Apolo y DafneUn día Apolo comenzó a seguirla y la ninfa, viendo que no lograría escapar, le suplicó a su padre, el dios-río Peneo, que la metamorfosease en laurel. Así Dafne se convirtió en laurel y Apolo, desesperado, arrancó una de sus ramas y se la puso a modo de corona. Por eso desde entonces, el laurel es uno de sus símbolos. Tan importante se hizo, que esa es una de las razones por las que se coronaba con ella a los atletas vencedores en los Juegos Píticos, que se celebraban en su honor cada cuatro años en Delfos.

Además de sus símbolos, ciertos animales era particularmente consagrados a Apolo: los lobos; el corzo o el ciervo; el cisne o el cuervo; e incluso el delfín, cuyo nombre recuerda a Delfos.

Aunque Apolo debería estudiarse más en el campo de la mitología, sí que es cierto que tiene mucha influencia en el mundo de las religiones y la historia: es considerado dios de la religión órfica (Orfeo); se le asoció a una corriente religiosa que prometía la vida eterna y la salvación;  se relaciona a Apolo con Pitágoras y con todas sus teorías; sus mitos están escritos en las paredes de la basílica de Porta Maggiore, en Roma; e incluso se dice que Augusto, el primer emperador romano, le tomó como su principal protector.

Read Full Post »

Atenea

ateneaDice el mito que Gea y Urano advirtieron a Zeus de que si Metis, su primera esposa, tenía una hija tendría a continuación un varón que le destronaría. Por eso Zeus la engulló mientras ésta estaba embarazada. Cuando llegó el momento del parto, Prometeo o Hefesto-según diferentes versiones- partió con un hacha la cabeza de Zeus y de ella nació Atenea, armada. 

Esta diosa, la hija favorita de Zeus, es conocida como la deidad de ojos de lechuza. Es una diosa virginal y belicosa, con grandes dotes para la sabiduría y una gran protectora de las artes y los oficios.

No podemos separar a Atenea de la cuidad de Atenas, ya que se encargó de su protección. Se dice que tuvo que enfrentarse a Poseidón para tal cargo. En un concurso, el dios del mar y de las aguas golpeó con su tridente una roca de la que surgió una cascada de agua salada. Atenea, en cambio, consiguió que brotara de ella un olivo. Los atenienses votaron: Poseidón logró todos los votos de los hombres, mientras que Atenea logró el de las mujeres. La diosa se hizo con la victoria por tan sólo un voto de diferencia, provocando la furia de Poseidón quien inundó la ciudad y retiró el derecho a voto de las atenienses. Desde ese momento los atributos que representan a Atenas son, precisamente, el olivo y la lechuza. De hecho, estos símbolos son los que han tomado los griegos para ilustrar, en la actualidad, una de las caras de su euro. 1_euro_Greece 

Atenea, como buena diosa guerrera, aparece en múltiples relatos clásicos sobre batallas en las que participa activamente. Armada con su lanza y su égida ha participado en la lucha contra los Gigantes; en la Ilíada, durante la guerra de Troya, se puso de parte de Diomedes, Aquiles, Menelao y Ulises; ayudó y armó a Heracles cuando comenzó sus trabajos; y por último, en la Odisea, ayuda a Ulises a regresar a Ítaca dirigiéndose a Zeus con el objetivo de lograr una serie de ruegos en favor del héroe.

Su figura siempre está unida a la de Hefesto. Este dios estaba perdidamente enamorado de ella, pero Atenea seguía decidida a permanecer virgen por lo que siempre escapaba de él. Pero un día, el dios logró alcanzarla y su semen cayó por su pierna. Asqueada se limpió con un trozo de lana que tiró al suelo. El trozo de tela fecundó la tierra y de ella nació Erictonio, a quien Atenea consideró como su hijo.

En la mitología romana Atenea es la equivalente a Minerva, y en la mitología egipcia se la identifica con la diosa Neit.

Read Full Post »

Older Posts »